Marfrig vuelve a controlar las marcas de Quickfood

Marfrig vuelve a controlar las marcas de Quickfood

 

Un puntal. El viejo frigorífico "La Morocha" ocupa 650 operarios en forma directa.

El gigante brasileño, dueño de una planta en Villa Mercedes, pasará a ser el noveno conglomerado en cuanto a faena bovina. Retoma así la conformación que tenía en 2007.

La compañía brasileña Marfrig, que tiene entre sus inversiones el frigorífico más importante de San Luis, ubicado en Villa Mercedes, acordó con BRF la compra del paquete de control de Quick-food. Cuando se termine la operación, Marfrig tendrá en su poder casi el 92% de sus acciones, al tiempo que lanzará una oferta por el 8% restante, que está en manos de accionistas minoritarios.

Quickfood es propietaria de una planta de faena en San Jorge (Santa Fe), que tiene una capacidad de faena de 650 cabezas por día; además de una planta de producción de salchichas y fiambres en Baradero (Buenos Aires) y una procesadora de vegetales congelados en Arroyo Seco (Santa Fe) en la que suma unas 6 mil toneladas mensuales de productos de valor agregado. Con el cambio de manos, ahora se agregará la planta de Villa Mercedes, que ya estaba en poder de Marfrig, y tiene capacidad para faenar 550 cabezas por día, además de una buena cartera de clientes en el exterior para su carne de primera calidad, que proveen en gran medida los productores puntanos ubicados en el Departamento Dupuy.

Con este paso, el grupo empresario Marfrig-Quickfood, volverá a tener en la Argentina la misma conformación que tenía hasta 2007. A esa estructura se agregan la planta de vegetales y dos marcas  que ingresaron durante el control de BRF: Vienísima (salchichas) y Good Mark (hamburguesas).

 

Impacto local y regional

Tomando la faena de los primeros diez meses de 2018, el nuevo conjunto pasará a ocupar el 9º lugar del ranking, desplazando a Arre Beef. En el renglón de novillos logrará la primera posición, distanciándose de la siguiente media docena de empresas que compiten con pocas diferencias.

El principal desafío que tendrá Marfrig será mejorar los números, lo que no le resultó posible a BRF durante sus seis años de control. También deberá ser un objetivo recuperar una parte de la participación de mercado que cedieron sus marcas de hamburguesas y salchichas en estos años.

Esta operación se inscribe, por un lado, en la reestructuración que están llevando adelante las grandes empresas brasileñas de proteínas animales y, por el otro, el atractivo que presenta el sector bovino argentino, caracterizado por el raid creciente de sus exportaciones.

La operación se completará en base a un valor patrimonial de 54,9 millones de dólares para la totalidad de las acciones de Quickfood. Simultáneamente, Marfrig acordó con BRF la compra de su planta productora de hamburguesas y otros elaborados ubicada en Várzea Grande, Mato Grosso, con capacidad para casi 70 mil toneladas, por otros 25 millones de dólares. El CEO de Marfrig, Eduardo Miron, afirmó que espera que la transacción se complete durante enero.



Publicado por: BIGREZ, el 2019-01-08. Categoria: Noticia. Visto: 42 veces.
BigREZ Systems