Argentina y Brasil bajaron la compra de gas boliviano y Evo desespera

Argentina y Brasil bajaron la compra de gas boliviano y Evo desespera

Argentina y Brasil bajaron la compra de gas boliviano. La gestión Macri está comprando 10 millones de metros cúbicos por día, lejos de los 17.2 millones acordados por contrato. Los tres megayacimientos bolivianos ya fueron forzados a reducir su producción a la mitad o menos. La venta de gas es la principal fuente de divisas del Gobierno de Evo Morales y de ellos depende para la adquisición de combustibles, por eso el ministro de Hidrocarburos boliviano informó que se ejecutará la boleta de garantía de Argentina, que supera los US$ 140 millones por dos facturas impagas de la venta de gas.

 

Evo Morales necesita los dólares de la venta de gas a la Argentina y Brasil para pagar sus compromisos

De acuerdo con el portal El Deber de Bolivia, el ministro de Hidrocarburos de ése país, Luis Alberto Sánchez, informó que se ejecutará la boleta de garantía de Argentina, que supera los US$ 140 millones, por dos facturas impagas de la venta de gas natural boliviano que se envía a ese país.

"Son cerca de dos facturas impagas, pero ya vienen hace mucho tiempo, vamos a ejecutar las boletas de garantía, es un tema que estamos trabajando. Hoy nos deben un cierto monto de dinero, ejecutaremos la boleta de garantía, es lo que dice el contrato", dijo Sánchez.

Sánchez anunció que la próxima semana tiene previsto viajar a Argentina para conversar sobre la deuda y los volúmenes de gas entregados a ese mercado.

No obstante, señaló que, pese al incumplimiento argentino, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) continuará con la entrega normal del combustible.

El 12 de octubre último, Sánchez precisó que Argentina debe US$ 320 millones a Bolivia por el consumo de gas.

Por otro lado, Sánchez informó que en las últimas reuniones con ejecutivos de Petrobras se determinó trabajar en la renovación del contrato de exportación de gas a Brasil, pero dijo que también se avanza en acuerdos con empresas privadas de ese país.

Bolivia está siendo paciente con la caída de la venta de gas a sus vecinos. No logra avanzar con el sector privado y depende de esas ventas, por eso tolera la reducción de lo pactado en los contratos.

Según el portel MercoPress, Sánchez admitió el viernes pasado que las entregas de gas a Argentina se mantienen a un promedio de 10 millones de metros cúbicos por día (MMm3d), muy por debajo de los 17.2 MMm3d acordados en el contra, pero intentó suavizar la situación y la atribuyó a la temporada de lluvias en nuestro país, lo que ayuda a generar electricidad a partir de centrales hidroeléctricas.

Sin embargo, dijo confiar en las negociaciones. Declaró sobre las cuentas vencidas que “es un problema reparable, es un problema negociable”.

Sobre las negociaciones con Brasil, después de las reuniones con los ejecutivos de Petrobras en Brasil, Sánchez se mostró optimista en cuanto a que la venta de gas podría extenderse hasta por cinco años.

”Hemos avanzado muy bien (...) tenemos una agenda. El contrato con Brasil no termina en 2019”, dijo Sánchez.

A través de su cuenta ofi cial en la red social Twitter, la publicación Oil & Gas Argentina, advirtió: “Hace una semana que Argentina bajó las nominaciones a la mitad. Y también Brasil. En cuestión de días pasó de producir 54 mill m3/d a 34. Los tres mega yacimientos fueron forzados a reducir su producción a la mitad o menos”.

“De continuar esta situación tendrá que importar petróleo o gasolina. Si no llega el calor fuerte en Argentina o la falta de lluvia en Brasil el panorama es sombrío”, agregó Oil & Gas Argentina en otro tuit y recordó también que el exministro de Energía Juan José Arangurenintentó ‘por las buenas’ negociar con Bolivia un cambio en el contrato ofreciendo pagar más en invierno a cambio de menos obligaciones de importación en verano. Pero del otro lado se negaron rotundamente. Iguacel fue ‘por las malas’ bajando las nominaciones unilateralmente”.

Y concluye: “Esto puede terminar en arbitraje internacional, malo para ambos. Bolivia se va quedando sin mercado para su gas y su principal fuente de divisas. Puede ser la próxima Venezuela. Su marco contractual espanta inversiones de privados”.


Por URGENTE24


 

Publicado por: BIGREZ, el 2018-11-06. Categoria: Noticia. Visto: 18 veces.
BigREZ Systems