Pérdida para los sojeros: US$ 3.6 millones

Pérdida para los sojeros: US$ 3.6 millones

El Gobierno nacional sabe lo que se avecina en términos de recesión, por eso ha puesto todas sus cartas al campo y a que le aporte una cosecha récord, pero parece que hay malas noticias, y es que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) confirmaron, recientemente, que según sus respectivas proyecciones el año próximo la Argentina se incrementará un 340% la exportación de soja sin valor agregado, teniendo una pérdida de ingresos equivalentes en el año de unos 3,6 mil millones de dólares.

 

Habrá pérdidas para el sector sojero. Foto: web

Primero fue la sequía que azotó al sector sojero que generó pérdidas incalculables, y cuando parecía que se empezaban a  recuperar de ese castigo de la naturaleza, enfrentarán, según los expertos, nuevas pérdidas de millones y millones de dólares. Esto por supuesto, se traduce en malas noticias para el Gobierno, que apuesta a que el campo aporte una cosecha récord y mediante la misma conseguir dólares frescos para la economía del país.
 
Pero todo parece que los planes no saldrán como el Gobierno espera, y es que según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y según sus proyecciones el 2019, la Argentina se incrementará un 340% la exportación de soja sin valor agregado, teniendo una pérdida de ingresos equivalentes en el año de unos US$ 3,6 mil millones.
 
Aun así el Presidente de la nación tiene fe en que el campo le dará la solución a sus problemas: “toco madera, ya que los pronósticos climáticos muestran que no vamos a tener sequía ni inundaciones y el campo podrá tener buena cosecha”, dijo Macri en una entrevista en USA.
 
Desde el gobierno nacional están proyectando que el campo a partir de diciembre próximo comenzará a realizar un importante aporte de divisas y de esta manera se podría transformar en uno de los pocos sectores de la economía que pueda escaparle a la recesión.
 
En ese sentido, la Bolsa de Cereales estimó, en el lanzamiento de sus perspectivas para la campaña gruesa de 2019 realizada a fines septiembre, que la exportación de poroto de soja pasará de un monto de 3,5 millones de toneladas esta campaña a 15,4 millones de toneladas en la del año próximo, cuyo principal comprador será China (importa el 90 % del poroto de soja que usualmente exporta la Argentina).
 
Por otro lado, el USDA proyectó, según la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI), que las exportaciones de poroto de soja sin valor agregado aumentarían 275% el año próximo, al pasar de 4 a 13 millones de toneladas.
 
Esta tendencia a la primarización se ratifica con los datos oficiales publicados por la Secretaría de Agroindustria de la Nación sobre ventas al exterior de poroto de soja, que revelan embarques hasta fin de 2018 por más de 800 mil toneladas, últimos meses del año durante los c uales antes no se producían estas exportaciones. 
 
La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) prevé un incremento de la capacidad ociosa de la industria de procesamiento de soja este año de 40 a 45%, sobre la base de datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y de la Bolsa de Comercio de Rosario.
 
Según el economista agrario Gustavo López, de la consultora Agritrend, la eliminación dispuesta por el Gobierno del diferencial de 3 puntos entre poroto y productos industrializados va a reducir la molienda en la Argentina y caerán las exportaciones de harina y aceite mientras subirán las de poroto de soja, sin valor agregado.
 
Adicionalmente, se prevé que la caída de la molienda en 2019 va a deteriorar el precio al productor sojero porque no habrá demanda durante todo el año y en cambio habrá muchas más exigencias de calidad de compra porque solo se exportará el poroto de soja a China.
 
Como reflejo, en Brasil la industria procesadora de soja, como consecuencia de los mayores precios del poroto, también ha comenzado a padecer márgenes negativos, según la cámara Abiove, algunas plantas industriales se vieron obligadas a reducir su ritmo de procesamiento mientras que “otras plantas han detenido sus actividades y algunas consideran que se reanudarán solo cuando comience la nueva cosecha en el primer trimestre de 2019, dijo Débora da Silva, analista de Cepea (el brazo de investigación de la Universidad de San Pablo)”.
 
Brasil envió 69.2 millones de toneladas de soja hasta septiembre de este año, un 13 por ciento más que el año anterior, según los datos del Ministerio de Comercio. En septiembre, las exportaciones totalizaron 4,6 millones de toneladas, de las cuales el 91 por ciento se destinó a China, informó Bloomberg.
 

Por URGENTE24


 

Publicado por: BIGREZ, el 2018-10-18. Categoria: Noticia. Visto: 24 veces.
BigREZ Systems