La Justicia dictó prisión domiciliaria para el "taxista violento" de Villa Urqui

La Justicia dictó prisión domiciliaria para el "taxista violento" de Villa Urquiza

Claudio Rímolo es el chofer que protagonizó un violento incidente en el barrio porteño. Para controlarlo le colocarán una tobillera electrónica.

La Justicia le dictó este martes la prisión domiciliaria a Claudio Rímolo, el taxista que protagonizó un violento incidente de tránsito en el barrio porteño de Villa Urquiza, y para controlarlo le colocarán una tobillera electrónica.

El fiscal Norberto Brotto, tras indagar al chofer, de 38 años, que está imputado por los delitos de "lesiones" y "daños", determinó este martes que espere de esa manera el juicio oral en su contra.

Según confirmó Martín Castillo, el abogado del taxista, la determinación judicial fue tomada en virtud al estado de salud de la esposa de Rímolo, por el cual necesita su asistencia, ya que tiene problemas cardíacos y tienen un hijo pequeño.

Este martes, el hombre pasó rápidamente poco antes de las 9 entre los periodistas y movió sus brazos de forma intempestiva para hacerse paso e ingresar a la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 2, a la que llegó acompañado de su abogado y sin hacer declaraciones ante la prensa.

El fiscal Brotto había citado a Rímolo para indagarlo por el incidente de tránsito en el que, delante de su esposa y su pequeño hijo, se peleó con un automovilista, al que intentó embestir con el taxi marcha atrás.

"Haciendo uso de su derecho, se negó a declarar", dijo ante la prensa el abogado del taxista al salir de la fiscalía y confirmar la prisión domiciliaria con tobillera.

En tanto, el representante legal del automovilista había solicitado que al taxista, que cuenta con antecedentes por robo, resistencia a la autoridad, uso de armas y hurto, se lo impute por "tentativa de homicidio" y que se lo detenga al advertir que se trata de una persona peligrosa.

El incidente fue el viernes a las 11 en la calle La Pampa al 4.800, cuando ambas personas mantuvieron un cruce verbal por un roce entre los vehículos.

Al parecer, por ese incidente, Fabio Rojas, quien iba en auto Chevrolet Corsa con su hijo, insultó al taxista al considerar que lo encerró.

Rímolo, en tanto, reaccionó de forma violenta, primero a las trompadas y luego chocando el auto al arrancar marcha atrás el taxi, con aparentes intenciones de atropellar a Rojas, en medio del episodio que fue filmado y subido a redes sociales por transeúntes.

 

 

El conductor agredido dijo que teme por su integridad

Fabio Rojas, el conductor agredido por un taxista en el barrio porteño de Villa Urquiza el viernes último, dijo hoy a Télam que no está "tranquilo", que teme por su "integridad" y la de su familia y agregó que espera que el control aplicado a su agresor con prisión preventiva domiciliaria y la tobillera electrónica "funcionen".

"No estoy tranquilo. Anoche mi perro ladraba y yo me levantaba a subir la persiana", contó el hombre a Télam, y agregó: "cuando me enteré que él tenía antecedentes, supe que no me había encontrado con una persona común, sino con un loco".

Rojas también contó que su hijo, de 22 años, estaba con él cuando se enfrentó al taxista Claudio Rímolo: "le vio la cara, ya lo conoce", aseveró.

Esta mañana, desde la fiscalía a cargo de la causa contactaron a Rojas para consultarle si había arreglado el auto.

"Arreglé el radiador y el ventilador para que el auto funcione. El parabrisas y la chapa están detonados", contó a Télam, y añadió que desde la fiscalía le indicaron que no arregle el vehículo porque "van a constatar todo".

Hasta el momento, no se hicieron pericias sobre el auto de Rojas, aunque él ya envió fotos de los daños la empresa de seguros.



Publicado por: BIGREZ, el 2019-04-10. Categoria: Noticia. Visto: 70 veces.
BigREZ Systems